Past Presidents

Gran Maestro Pablo Trajtenberg

El Gran Maestro Pablo Trajtenberg se convirtió en Presidente interino de la ITF luego del trágico fallecimiento del Gran Maestro Trân Triêu Quân en 2010.

Posteriormente fue elegido como Presidente de la ITF en el Congreso realizado en Nueva Zelanda en 2011 y fue reelegido para un segundo mandato en el Congreso de la ITF celebrado en Jesolo, Italia, en 2015.

Previamente, GM Trajtenberg se desempeñó como miembro de la junta de la ITF desde 2003, ocupando el cargo de Vicepresidente Senior antes de su elección para el cargo de Presidente. También se desempeñó como miembro del Comité Técnico de la ITF junto con el Gran Maestro Marano y el Gran Maestro Bos, visitando todos los continentes para enseñar y estandarizar las técnicas del Taekwon-Do ITF y haciendo hincapié en la enseñanza del “Do” para llevar a cabo la misión que empezara su predecesor GM Trân.

Durante su mandato como Presidente de la ITF, nuestra federación disfrutó de un período de rápido crecimiento en todos los continentes.

Trabajó en estrecha colaboración con el Consejo y los Comités de la ITF durante sus dos mandatos para garantizar que la ITF se concentrara en ofrecer una mayor cantidad de servicios y cursos a nuestros miembros e instructores, ayudando a introducir nuevos programas como el Programa para el Desarrollo Infantil y el Programa Harmony para entrenar a adultos mayores.

Se centró en ayudar a profesionalizar la enseñanza del Taekwon-Do ITF y fue un apasionado de permitir que nuestros instructores se ganen la vida enseñando nuestro maravilloso arte marcial.

Resumen biográfico

El Gran Maestro Pablo Trajtenberg comenzó la práctica de Taekwon-Do en 1968, mientras buscaba un lugar donde aprender Karate. Encontró la clase que más le gustó y mientras observaba se dijo a sí mismo: “llegaré a ser un cinturón negro, no importa lo que haga falta”. Una semana más tarde le dieron su tarjeta de inscripción y pensó que debía tratarse de un error ya que leyó “Taekwon-Do”, pero cuando le dijo a la secretaria, ésta le informó que se trataba de Karate Coreano ¡el mejor!. A partir de entonces su práctica ha sido sin parar.

Su maestro fue Nam Sung Choi, uno de los pioneros de Taekwon-Do en Argentina, que había llegado un año antes, en 1967. Este maestro le ha dejado recuerdos imborrables y una profunda gratitud hacia él por la pasión que transmite clase tras clase.

Luego vino la primera reunión del Gran Maestro Trajtenberg con el General Choi Hong Hi durante uno de sus primeros viajes a Argentina, donde quedó fascinado por su personalidad, convirtiéndose así en un ardiente estudiante de Taekwon-Do. Obtuvo su grado de cinturón negro en 1971, aunque en aquellos tiempos los certificados tardaban mucho tiempo en llegar, cosa que no fue cortés señalar a su Maestro.

Su entusiasmo luego lo llevó a la enseñanza, una empresa exitosa a juzgar por los muchos estudiantes que asisten a sus cursos.

En 1973, junto con un compañero de estudios, ofreció un almuerzo en el hotel Sheraton en honor al General y le dieron una fotografía con la siguiente dedicatoria “Para un serio estudiante de Taekwon-Do, con mis mejores deseos”.

Eran los años de división dentro de Taekwon-Do y el Maestro Nam Sung Choi fue obligado a unirse a la WTF, hecho que llevó a Trajtenberg a una dolorosa elección que lo separó de su Maestro y es por lo que en 1978 comenzó a mantener correspondencia con algunos cinturones negros argentinos. El General apoyó este movimiento que se consolidó con la llegada del pionero Maestro Jon Chang Kim como delegado para promover el Taekwon-Do en Argentina.

gm_pablo_hector_2

En 1977 Trajtenberg abandonó sus estudios universitarios para bien, a tan sólo un año de graduarse como ingeniero electrónico, con el objetivo de dedicarse tiempo completo su pasión, la enseñanza del Taekwon-Do. Y en 1980 abrió el “Centro Argentino de Taekwon-Do “, que se convertiría en un clásico, junto con Héctor Marano, su compañero y amigo desde los tiempos de cinturón blanco.

Hubo un momento difícil durante la visita del General Choi a Argentina, ya que había una dictadura militar y la embajada de Corea acusó a la ITF de ser simpatizante de los comunistas, lo que obligó a Trajtenberg a refugiar al General Choi en su propia casa para su protección, mientras trasladaba a su familia a otros lugares.

Y se convirtió en alguien cercano al General Choi Hong Hi, cuando viajó a visitarlo y a entrenar con él. El general generosamente lo alojó en casa de su hija Sunny y así se ganó el acceso a la fuente misma. Esta fue una suerte de viaje difícil, pero la vocación docente del General siempre reservaba espacio para aquellos realmente interesados en el aprendizaje, y su caso lo era.

Durante esos años, Trajtenberg visitó al Maestro J.C. Kim y también Si Ki Choi, Park Jong Soo y otros grandes Maestros.

Sus principales estudiantes se formaron durante este período, que son en la actualidad 7 y 8 de Danes, varios de los cuales de talla internacional. En consecuencia, el Taekwon-Do argentino se desarrolló en paralelo con su participación en torneos mundiales y actividades internacionales.

pablo4

Mientras asistía como delegado argentino al primer IIC de la  ITF en Viena,  obtuvo apoyo para su país, lo que en 1986 permitió la formación de la Federación de Taekwon-Do de la República Argentina, ganando así la autonomía del predominio de Corea, y en esta institución se ha desempeñado como Secretario General hasta nuestros días.

Viajó al extranjero para introducir el Taekwon-Do a Bolivia,  Uruguay y Brasil;  siendo este último el país en el que se enfrentó a los mayores obstáculos para expandir el Taekwon-Do.

Una amistad duradera nació entre Trajtenberg y Tran Trieu Quan, compartiendo innumerables experiencias imposibles de resumir en este documento. También desarrolló una gran amistad con Wim Bos y con Clint Norman, todos ellos hermanos unidos por su pasión común.

 

En 1993 concluyó con una tarea intensa de colaboración, a saber, la traducción de la Enciclopedia condensada al español, siguiendo las pautas y correcciones del Fundador del Taekwon-Do.

En 1994 le fue otorgado, en Malasia, uno de los premios más importantes que el General confirió a sólo 9 de sus discípulos occidentales, el “Premio a la Lealtad”, que considera con orgullo como uno de sus principales logros.


Grandmaster Trajtenberg

Junto con Tran Trieu Quan participó activamente como delegado de la ITF, por lo cual ocupa una posición de gran responsabilidad tras la muerte del General.

El resto es historia reciente y puede afirmarse que ahora es un hombre feliz como Presidente de la ITF, siempre rodeado de buenos amigos, Grandes Maestros e Instructores y sobre todo orgulloso de sus estudiantes, muchos de los cuales han llegado a ser Maestros.

Su círculo más cercano está compuesto por Sonia y Vivian, sus dos hermanas y una maravillosa esposa: Liliana Ferreiro, con quien ha compartido su vida durante 35 años y quien le ha dado tres hijos: Alejandro, Luciano y Kevin. Como él mismo le gusta señalar, no hay nada más que puede pedir a la vida.

Shared

No Comments

Comments are closed.